Veronica Gonzalez | Definiendo conceptos de PI: TRADE DRESS
15975
post-template-default,single,single-post,postid-15975,single-format-standard,theme-tresdedos,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,qode_grid_1300,columns-3,qode-child-theme-ver-,qode-theme-ver-1.0,qode-theme-tresdedos,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Definiendo conceptos de PI: TRADE DRESS

Definiendo conceptos de PI: TRADE DRESS

Lo primero que se nos viene a la cabeza podría ser algo así  como “VESTIMENTA COMERCIAL” y aunque no es la traducción más adecuada en absoluto, sí que nos puede ayudar a tener una idea de a qué se refiere. Es de sobra conocido que la lengua inglesa es muy gráfica y descriptiva y la española no tanto, por lo que antes de traducir vamos a entender qué significa exactamente ese término en inglés.

TRADE DRESS se refiere al aspecto externo de un producto o su envasado, envoltorio, incluso la fachada de un restaurante, susceptible de ser registrado y protegido como figura jurídica de Propiedad Industrial a modo de marca o diseño.

De hecho, entre sus características están las de tener una forma tridimensional, un gráfico, un color u olor determinados, un tipo de letra específico, etc. El olor de una tienda, por ejemplo, nos indica claramente qué marca es y nos evoca un origen empresarial  muy concreto. Esta característica es esencial para identificar el TRADE DRESS, pero también se ha de dar otra y es que no sea funcional, pues de lo contrario, sería registrable como patente.

Concretamente, el TRADE DRESS se puede detectar tanto en PRODUCTOS (son los elementos externos del producto como el envase, las etiquetas, el color, la letra, etc.) como en SERVICIOS (en un establecimiento comercial se pueden identificar fragancias, uniformes, formas de atender al cliente y disposición de determinados elementos en el interior de un local); todos ellos, son elementos distintivos susceptibles de protección mediante TRADE DRESS.

El TRADE DRESS abarcaría distintos tipos de registros independientes como las marcas, los diseños, e incluso la propiedad intelectual y/o copyright.

El TRADE DRESS protegería todas estas figuras a través de las diferentes legislaciones aplicables (ley de marcas, de diseños, etc.) pero también mediante la ley de competencia desleal que dispone de herramientas legales conducentes a impedir la confusión del consumidor frente a un tercero imitador que haga un uso no autorizado y que dañe la reputación del titular registral.

Sirve para diferenciarse del resto de competidores en el mercado: Característica CLAVE de Propiedad Industrial.

Pero, ¿cómo lo traducimos al español? Hay múltiples sugerencias como: etiquetado comercial, apariencia comercial, imagen comercial, etc. pero ninguna es tan visual ni unifica todo lo que implica como su término inglés, y dado que es un concepto legal inglés, yo particularmente, lo dejaría en inglés en cursiva: trade dress y una breve explicación entre paréntesis.

Recordemos que es la forma de presentarse (dressing) lo que transmite una impresión visual distintiva y diferenciada del producto o servicio que ayuda a posicionar la marca. El TRADE DRESS incluye también la experiencia en la compra (en todas sus fases: compra, postventa, atención al cliente) que forma esa imagen comercial y crea un valor que fideliza al cliente.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies